Importancia de la logística para el crecimiento y manejo de negocios

La logística a menudo se considera condescendientemente como un mal necesario, destinado a llevar dos bienes de un lugar a otro. El público en general incluso toma el transporte y la logística como sinónimos, mientras que la logística implica muchas más actividades que solo el transporte. En el caso de la música y los eventos musicales es super importante que se contraten expertos en impulsos y crecimientos de negocios como lo son en externalia, pues te ofrecen gran servicio de forma global.

En el ámbito actual de la crisis económica, el pensamiento ecológico y la inseguridad laboral, a menudo se olvida la importancia de la logística. Sin embargo, el sector logístico representa mucho más que un dolor necesario. La logística está haciendo un esfuerzo económico, ecológico y social buscando un mundo mejor.

En el lugar “¿Cómo puede la logística mejorar la vida de las personas?”, Organizada recientemente por la Comisión Europea, la contribución de la logística se abordó desde tres enfoques: un punto de vista económico, ecológico y social.

La logística como sector económico

En un primer enfoque, podemos echar un vistazo a la logística desde una perspectiva económica. Parece útil echar un vistazo a la posición de la logística en la economía, para sentir claramente su importancia.

En primer lugar, debe indicarse que resulta bastante difícil medir el impacto económico y social de la logística, ya que la logística implica muchas actividades, distribuidas en muchos sectores y empresas. Parece bastante evidente que los corredores, aeropuertos, terminales, etc. pertenecen a empresas de logística, pero muchas otras compañías también tienen un departamento de logística, distribución o compras. Dibujar el borde exacto es, algo difícil de hacer.

Sin embargo, se puede dar una idea de la importancia de la logística. En Europa, el sector representa del 7 al 14 por ciento del producto nacional bruto. Si echamos un vistazo a un producto terminado, notamos que del 10 al 15 por ciento de ese costo está dedicado a la logística. Y a Europa le está yendo bien: según el índice de rendimiento logístico, 8 de cada 10 países con mejor desempeño logístico se encuentran en Europa. El número 9 en la lista es Bélgica, mientras que Alemania es el mejor actor global.

Algunas de esas tendencias son: la globalización de la producción, el desarrollo de una sociedad de servicios y la individualización de bienes y servicios. El sector automotriz es el mejor ejemplo de esta última mega tendencia. La logística debe dirigirse con mucha delicadeza, con sistemas como Kanban y JIT, para tener en cuenta todo tipo de necesidades. Otras megatendencias son: la creciente importancia de la sostenibilidad, la guerra contra el terrorismo, el desarrollo tecnológico, la subcontratación, la concentración o las competencias básicas, la desregulación y la privatización.

Para hacer frente a estas megatendencias, será necesario construir una infraestructura logística bien equilibrada. De esta manera, la logística europea podrá desarrollarse y seguir siendo competitiva con el resto del mundo. Se piensa en carreteras, ferrocarriles, puertos y almacenes, pero igualmente importantes son la infraestructura de información y comunicación. También se deberá instalar un sistema educativo y de capacitación exhaustivo para enseñar los principios logísticos.

Por medio de la logística, Europa puede diferenciarse del resto del mundo. Un alto rendimiento logístico atrae a los inversores y garantiza que las empresas y los proveedores de servicios se establezcan. La logística es, pues, vital para el futuro desarrollo económico de Europa.