Sería suficiente la música reggae de un dios llamado Bob Marley

Desde luego que no, porque su riqueza y diversidad han demostrado su enorme potencial durante años. Viniendo directamente de Jamaica, una pequeña isla caribeña, el reggae habrá atravesado un viaje musical único antes de conquistar el mundo entero. Contrario a la creencia popular, el reggae es una música en constante evolución que atraviesa generaciones y continúa alimentando la música actual sin ningún tipo de complejo.

Los primeros pasos en la historia del reggae

la música reggae no es un estilo puro. Se construyó a través de varios legados como el blues, el rock y todo lo que las ondas de radio podían capturar en ese momento desde los Estados Unidos: la música blanca de Elvis Presley como la música negra, la de Otis Redding, James Brown, BB King o Diana Ross.

El funky, el soul, el rhythm and blues han servido de contenedor para los jamaicanos sedientos de creaciones. Al final de la guerra, el jazz evoca la libertad, es música de contraataque, de emancipación ante la opresión y el racismo que padece la comunidad afroamericana. En la década de 1950, el rock’n’roll tuvo el mismo efecto, pero esta vez con adolescentes blancos. Jazz o rock’n’roll, esta música jugó un papel decisivo entre los jamaicanos que la escucharon.

Por supuesto que no todas las historias musicales de primer nivel nacen de repente, así, directamente. Siempre hay música de transición o de herencia, como el ‘mento’ que es la música del suelo jamaicano. Este estilo, que surge de las zonas rurales, que cambia en música ska bajo la influencia de la música estadounidense.

Para ese momento el reggae aún no había nacido, pero el ska estaba creando su pequeña revolución en el mundo de la música. El vaivén ternario del pulso del blues está ahí, pero más marcado. El ritmo «roto» del ska impuso su visión durante los años 50/60. Entonces, el frenesí por el ska dio paso al ‘rocksteady’, la música soul jamaicana.

Sin embargo, las canciones «rents» del estilo tuvieron muy poco tiempo para imponer su autoría porque ya estaba ahí para posar otro sonido, con su bajo pesado y profundo, sus característicos golpes de batería y su guitarra rítmica en offbeat. Los fundamentos del reggae. El ‘rocksteady’ no pudo resistirse entonces a esta música que los jóvenes lobos buscan imponer.

Ghetto y sistema de sonido

Jamaica es una pequeña isla que sorprende por los diferentes valores artísticos que ha desarrollado. Tiene una concentración de diversos talentos capaces de encender la vida de sus habitantes al pintar un cuadro fiel de sus dificultades económicas y sociales. Así, luego de cuatro siglos de dominación española e inglesa, finalmente se registró la independencia de Jamaica en 1962.

La cultura rebelde anti colonial sirvió de base para la construcción del futuro reggae que surgió a finales de los años 60. Quizás más que en otros lugares, la música se difundió en la isla gracias a “sistemas de sonido” más o menos improvisados. Donde un pequeño espacio estaba libre, surgió un andamio sólido y ayudó a crear lazos sociales. Escuchamos, compartimos, vivimos.

Fue allí donde nació, al oeste de Kingston, en este preciso lugar de la isla donde un segmento de la población jamaicana había sufrido el éxodo rural en la década de 1940 por razones económicas. Allí, en las afueras de los guetos, la bauxita es entonces un mineral que vale oro al ofrecer algunos trabajos a las personas expropiadas de sus tierras. También es allí donde se establecieron los rastafaris y donde se desarrolló la contracultura jamaicana.